Publicaciones

¿Qué hago si la UIF congela mis cuentas bancarias?

By agosto 30, 2020 No Comments

A lo largo del año en curso hemos venido escuchando y leyendo de manera constante, las notas periodísticas que nos informan que la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda (la UIF) congeló las cuentas bancarias de determinados sujetos o empresas.

Aún y cuando en la mayoría de los casos se trata de personas que de alguna manera tienen relación con grupos y actividades delictivas, también se presentan los supuestos de que se congelan las cuentas bancarias de empresas y personas físicas cuya actividad comercial y profesional no guarda relación alguna con actividades ilícitas y criminales.

¿Qué debo hacer si mí empresa, o yo en lo personal, llegamos a ser afectados por la UIF en el caso particular de que esta Unidad ordene el congelamiento de nuestras cuentas bancarias? ¿Tengo alguna alternativa de defensa?

La respuesta es ¡si!

Usted cuenta con uno de los mecanismos de defensa más efectivos que el derecho de nuestro país otorga al particular para defender sus derechos humanos: el juicio de amparo.

No debemos dejar de explicar que el proceso de congelar las cuentas bancarias de los particulares por parte de la UIF, tiene su fundamento en el artículo 115 de la Ley de Instituciones de Crédito, y en las Disposiciones de Carácter General emitidas con relación a dicho artículo.

Dichas Disposiciones contienen un procedimiento administrativo que se sustancia ante la UIF, sin embargo dicho procedimiento contiene formalidades que afectan al debido proceso, tal y como ya lo determinó la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, además de que se debe tramitar ante la misma autoridad que ordenó congelar las cuentas, lo cual lo vuelve ineficiente para los intereses del gobernado.

De igual forma, es de señalar que este tipo de actos no pueden combatirse mediante el juicio contencioso administrativo, toda vez que no caen dentro de los supuestos de competencia del Tribunal Federal de Justicia Administrativa.

Por lo tanto, la vía idónea y efectiva para combatir el congelamiento de cuentas bancarias ordenado por la UIF, lo es el juicio de amparo indirecto, ante un Juzgado de Distrito del Poder Judicial de la Federación.

De presentarse este tipo de acto en su contra, debe Usted de recurrir de inmediato a buscar la asesoría de un abogado experto en la materia, toda vez que el plazo para presentar la demanda de amparo es de 15 días hábiles contados a partir de que se tenga conocimiento del congelamiento de las cuentas.

Si no tiene o no conoce un abogado experto y competente en la materia, no se apure, llámenos y nos encargamos de atender su asunto.

Gerardo Mandujano

Leave a Reply