Publicaciones

El día en que el Diario Oficial de la Federación perdió su dignidad.

By abril 24, 2020 No Comments

El 23 de abril de 2020, en la edición vespertina del Diario Oficial de la Federación, se publicó el “Decreto por el que se establecen las medidas de austeridad que deberán observar las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal bajo los criterios que en el mismo se indican” expedido por el actual presidente de la República.

De inicio hay que señalar que es complicado analizar un acto de esta naturaleza si atendemos al hecho de que se trata de una total aberración jurídica.

¿Por dónde empezar? 

Citemos las 2 violaciones Constitucionales y de Derecho Humanos más evidentes y relevantes:

1.- La violación de los Derechos Humanos de los funcionarios públicos de alto nivel de la administración pública federal (del rango de subdirector hasta el mismo presidente) porque los coloca en la disyuntiva de reducir o no su salario hasta un 25%, además de privarlos del pago de la prestación laboral del aguinaldo.

Tanto el salario como el aguinaldo son las remuneraciones que los servidores públicos perciben por su trabajo, y ambos son irrenunciables, tal y como se dispone en el artículo 127 Constitucional.

¿Cómo defender este derecho? Por la vía del juicio de amparo, el funcionario público que considere que se le están conculcando sus derechos humanos con la aplicación de este decreto, tiene expedita dicha vía, y sinceramente no se ve nada complicado que pueda obtener el amparo y protección de la justicia de la federal ante semejante atropello.

La cuestión aquí es si habrá algún funcionario de alto nivel que se atreva a desobedecer la autoridad presidencial, y proceda a interponer la demanda de amparo en defensa de sus derechos.

Obviamente no puede pasar desapercibido el hecho de que el Decreto habla de Subdirecciones hacia arriba, siendo que quienes ocupan estos puestos suelen ser personas que llevan años trabajando en la administración pública y han contraído obligaciones como créditos hipotecarios, pago de escuelas y manutención de menores como cualquier persona.

2.- Dentro del Decreto se establecen disposiciones que en su aplicación  darán lugar a la violación del artículo 74 Constitucional, toda vez que se estará llevando a cabo una modificación del Presupuesto de Egresos de la Federación, facultad de la cual carece el presidente de la República.

En efecto, dicho acto es una facultad exclusiva de la Cámara de Diputados, y la violación de la misma implica una invasión de las atribuciones y competencias conferidas al legislativo dentro del citado artículo 74. 

Tan evidente es dicha violación, y tan lo saben en la presidencia de la República (en la Oficina del Consejero Jurídico para ser más realistas), que a la par de la publicación del Decreto en cuestión se presentó ante la Cámara de Diputados la iniciativa de Reforma a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, por medio de la cual se propone adicionar el articulo 21 Ter para otorgar al ejecutivo federal la facultad de reorientar los recursos asignados dentro del presupuesto de egresos en el dado caso de que se presenten emergencias económicas en el país.  

¿Cómo combatir lo dispuesto en el Decreto que estamos comentando? Nuevamente a través del juicio de amparo.

En este supuesto, cualquier ciudadano que se vea perjudicado en sus Derechos Humanos por la aplicación del Decreto en cuestión a través de un acto de autoridad concreto, podría acudir en defensa de sus derechos por medio de la demanda de amparo. 

Piense usted si los programas prioritarios 17 (Aeropuerto General Felipe Ángeles) y 20 (Construcción de la refinería de Dos Bocas) contemplados en este acuerdo como programas prioritarios no ameritarían ser pospuestos. 

¿No le habrá dado pena firmar esto a Doña Olga?

Gerardo Mandujano.

Leave a Reply