El fin del valemadrismo financiero

Sanciones

El presidente de la República presentó ante el poder legislativo su propuesta para la Ley de ingresos del 2016 en la cual hay un rubro destinado a la inteligencia financiera: el aumento de hasta por 100,000 días de salario mínimo vigente  para las multas que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) llegue a imponer a intermediarios financieros tales como Casas de Bolsa por incumplir con las disposiciones en materia de prevención de lavado de dinero.

Al parecer los funcionarios de la CNBV entienden perfectamente que es viable manejar  una política de entendimiento y apertura con los integrantes del sistema financiero pero, para que esto sea funcional, se requiere contar con un medio de coercitividad efectivo;  por un lado tenemos el ya famoso “tablero de control” y por otro el posible aumento en las multas por algo así como 7 millones de Pesos; una cifra que no puede pasar inadvertida.

Pero ¿en que se traduciría esto? si el aumento es aprobado posiblemente estaríamos ante un cambio en la visión que muchos directivos financieros tienen sobre el Compliance; admitámoslo: al día de hoy para la mitad más uno de las mujeres y hombres de negocios en México esta materia es una molesta obligación que está contemplada en el apartado de costos de sus presupuestos, lo cual se refleja en sueldos ridículos, ausencia de software especializado, equipos de trabajo mínimo y, por supuesto, una total falta de apoyo para estos por parte de la alta Dirección.

Con el asenso en las multas la CNBV se estaría constituyendo como un “game changer” o como un “cleaner” del sistema financiero lo cual debe aplaudirse pero, por otro lado, los Oficiales de Cumplimiento deben preocuparse y en serio. No, no me refiero para aquellos que trabajen para Bancos, Casas de Bolsa y SOFOMES con protocolos antilavado robustos sino, tristemente, aquellos que se vean obligados a trabajar para entidades que han optado por apostarle a trabajar con los requisitos mínimos en materia de Compliance ya que “es más barato pagar multas que fortalecer procesos de riesgo”

Tal vez y solo tal vez llegó el momento de que las entidades financieras de todos los niveles en México vean, entiendan y copien (en la medida de sus posibilidades) el fenómeno que está ocurriendo en Wall Street donde los Compliance Officers ya están a la par de los CEO’S, CTO’S, CRO’S y demás posiciones estratégicas por lo que hace a sueldos y alcances dentro de sus instituciones.

Tal vez y solo tal vez estamos presenciando el comienzo del fin del valemadrismo financiero.

Be the first to comment on "El fin del valemadrismo financiero"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*